Mi lista de blogs

jueves, 29 de abril de 2010

La izquierda (progre) española y el Islam

Ya se que el tema es complejo, y por tanto, difícil. Sin embargo, no soy capaz de resistirme a la necesidad de este pequeño desahogo.
Todos estos días, cuando se habla sin parar del tema del velo islamista de una alumna de Pozuelo, cuando se escuchan voces en un sentido u otro -lo que me parece legítimo y enriquecedor- yo vuelvo a mis cogitaciones que me acompañan desde que se fue poniendo "de moda" entre la izquierda (progre) una especie de apoyo al Islam que siempre me resultó chirriante con mi percepción de las posturas de fondo de esa tendencia ideológica sobre la religión. Me explico.
Desde mi adolescencia y primera juventud, he tenido como algo indiscutible que la izquierda, al menos en España, abominaba del catolicismo porque lo encontraba represor, hiperascético, dolorista, inadaptado a una sociedad hedonista, con una comprensión "medieval" (ellos decían judeo-cristiana) de la sexualidad, etc., etc.
Tratando de ser comprensivo, yo pensaba: quizás no les falte cierta razón. Visto desde el exterior y desde una óptica simplista, el catolicismo puede presentar alguno de esos rasgos. Y seguía yo pensando: ¿pues qué les parecerá a todos estos progre-sinistros una religión como el Islam?
Pues ya ven lo que les parece: por lo visto, un bombón, una exquisitez, delicatessen en estado puro...
¿Ignorancia? ¿Cinismo? Ambas cosas casi siempre. En fin, el fruto podrido de muchas de nuestras cobardías.

2 comentarios:

  1. Cristóbal Pérez de Herrerajueves, abril 29, 2010 9:56:00 p. m.

    Ponderados tus argumentos -como siempre- y justificada tu perplejidad, Federico.
    Desde la izquierda -creo-, no sé si progre o antigua o moderna o realista o utópica..., me parece que no se puede hablar de una abominación del catolicismo. No hay que confundir la convicción de un idéntico trato y respeto para todas las creencias religiosas e ideológicas -siempre que éstas sean, a su vez, respetuosas con las libertades, la convivencia y los individuos- con anticatolicismo (aunque desde sectores del catolicismo puedan percibirse como ataques los intentos de reducir privilegios más o menos seculares). Tampoco puede entenderse una visión crítica del papel socio-económico y del poder de la Iglesia a lo largo de buena parte de la Historia hispana como anticlericalismo. No, al menos, en las generaciones más recientes; no creo que esos "anti"estén en el adn de la izquierda, aunque sí lo está la memoria (sin necesidad de adjetivarla como "histórica").
    Digo, pues, que hacia el Islam como creencia el mismo respeto e igualdad de trato y a sus formas de ejercer el poder la misma mirada crítica. Ni más ni menos. No entiendo tampoco esa contemplación arrobada a la que te refieres.
    Pero, en realidad, el motivo de mi comentario es reclamar tu valiosa opinión acerca del hecho que te daba pie y excusa a este post: el uso del velo islámico en las escuelas. He de reconocer que no consigo tener una postura clara con respecto a esto, entiendo razones y argumentos de ambas partes, defensas de libertades y derechos... ¿Cuáles han de prevalecer?. Pienso, además, que es prejuicioso asimilar posturas a favor o en contra con izquierda o derecha pues, entre otras cosas, precisamente la postura eclesial ha descolocado esa identificación.
    Buena prueba de lo complejo del asunto es que la decisión del instituto en este caso, asentada sobre sus normas de régimen interno, se basaba en la prohibición de cubrirse la cabeza en el interior del centro y no en el carácter religioso del velo ni en una presunta sumisión de la mujer al llevarlo. Recuerdo religiosas que acudían con toca a las clases en la facultad, ¿les aplicarían las voces conservadoras que ahora se levantan los mismos argumentos?.
    Yo, simplemente, no lo tengo claro. Es obvio que hay que poner algunos límites, me parece claro que algunos de esos límites no pueden quedar al albur de cada centro sino que han de ser generales, pero ¿cuáles?, ¿dónde cortamos?. ¿Qué piensas de eso, más allá de las cobardías de algunos?.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por su participación, tan cordial y educada.Creo sinceramente que no hay un sólo católico en España, ni dirigente ni "raso", que defienda ningún tipo de privilegios para la IC. Decirlo es, a mi juicio, incidir en un tópico muy extendido pero no por eso menos tópico, parecido al de que la IC no acepta de buen grado la democracia. ¿Igualdad de trato para todas las religiones? Evidente. Creo de verdad que la IC no tiene ese problema y, además, ha lamentado y hasta pedido perdón por prepotencias del pasado.
    El otro asunto: confieso que yo también tengo sentimientos encontrados a la hora de juzgar lo del velo. A veces pienso que, tal vez, se nos hacen los dedos huéspedes y vemos proyectos de islamización en donde quizás no haya más que costumbre. Pero, sin embargo, no deja de ser cierto que las "colonizaciones" ideológicas suelen empezar por "detalles" aparentemente sin importancia que sólo a la larga revelan su verdadero calado. Por eso no me parece mal estar alerta, ayudarnos a discernir, y saber rectificar si llegara el caso. Pero sinceramente me horroriza que este discernimiento tenga que estar en manos, entre otros, de los miembros de este gobierno al que considero absolutamente incapaz de hacerlo por estar compuesto básicamente por iletrados. Triste, pero, a mi juicio, irrefutable. Gracias de nuevo

    ResponderEliminar